© 2016-2017 NeoVitalitas
NeoVitalitas
El cáncer es una enfermedad multifacética y de difícil tratamiento. Su incidencia ha aumentado en las últimas décadas, siendo actualmente la segunda causa de mortalidad mundial. Se trata de un trastorno del control de la proliferación celular complejo, con diversos mecanismos moleculares, genéticos y de expresión fenotípica. El desarrollo del cáncer –cada forma en particular– está influenciado por una miríada de interconectadas redes moleculares, daños y errores genéticos, acumulación de sustancias tóxicas y las respuestas adaptativas a micro-ambientes desfavorables creados, a su vez, por la multiplicación indiscriminada de las células tumorales. Los estudios epidemiológicos muestran una fuerte asociación entre la dieta humana y el desarrollo tumoral. El lógico, por ello, que innumerables suplementos nutricionales y componentes de la dieta han sido evaluados como posibles agentes para la prevención y el tratamiento del cáncer. Sin embargo, en la práctica clínica habitual, estos enfoques son frecuentemente obviados a favor de tratamientos farmacológicos tóxicos y dañinos tanto para el tumor como para el propio organismo. En NeoVitalitas respetamos la necesidad de estas terapias agresivas como última línea de defensa, y nunca recomendaríamos a nuestros clientes negarse a aceptar los actuales tratamientos radioquímicos; la decisión final está en manos de cada paciente, tras el consejo de su equipo médico y familia. Sin embargo, basamos nuestro enfoque en apoyar, potenciar al máximo y mejorar en la medida de lo posible la eficacia radiológica o farmacológica (un proceso denominado sensibilización a la terapia convencional en la literatura científica).  Comprendemos perfectamente que, tanto para el paciente como para su familia, la noticia de una neoplasia maligna es un tema de indescriptible gravedad, pues pone en peligro inmediato su vida, y nosotros siempre lo trataremos con la seriedad correspondiente. Entendemos también la ingente cantidad de preguntas y la desesperación que puede experimentar el enfermo. ¿Se pueden aplicar los protocolos de NeoVitalitas a todos los tipos de cáncer? ¿Importa la fase en la que se encuentre? ¿Cuál será la efectividad? ¿Cómo me sentiré durante los cambios nutricionales y qué tendré que hacer? Nuestras herramientas se basan en las facultades naturales del cuerpo para la regeneración, en limitar la cantidad de sustratos energéticos al tejido tumoral y en alterar su metabolismo energético, mediante intensivos y detallados protocolos nutricionales que deberán, en todos los casos, ser supervisados por el equipo médico original del paciente, con su consentimiento y solamente si finalmente decide optar por ellos, tras comprender las bases moleculares y fisiológicas que sustentan su potencial terapéutico. La última palabra y la decisión definitiva siempre estará en manos del cliente. Nuestro mensaje es simple: si nos enfrentamos al cáncer, ¿hemos hecho todo lo posible? Tras aplicar un daño radiológico externo, o una destrucción tisular química (o ambos), ¿realmente hemos agotado todas las opciones? En NeoVitalitas creemos que nuestros clientes merecen más opciones, más alternativas, más posibilidades. En nuestra opinión, siempre será mejor intentar algo nuevo que rendirse, aceptar la fatalidad y no hacer nada. Contacta con nosotros para que estudiemos tu caso y podamos ayudarte a recuperar la esperanza, apoyarte en tu batalla y seguir luchando a tu lado.
NeoVitalitas Nutrición y Psicología
© 2016-2017 NeoVitalitas       Aviso Legal     Condiciones de Uso
El cáncer es una enfermedad multifacética y de difícil tratamiento. Su incidencia ha aumentado en las últimas décadas, siendo actualmente la segunda causa de mortalidad mundial. Se trata de un trastorno del control de la proliferación celular complejo, con diversos mecanismos moleculares, genéticos y de expresión fenotípica. El desarrollo del cáncer –cada forma en particular– está influenciado por una miríada de interconectadas redes moleculares, daños y errores genéticos, acumulación de sustancias tóxicas y las respuestas adaptativas a micro-ambientes desfavorables creados, a su vez, por la multiplicación indiscriminada de las células tumorales. Los estudios epidemiológicos muestran una fuerte asociación entre la dieta humana y el desarrollo tumoral. El lógico, por ello, que innumerables suplementos nutricionales y componentes de la dieta han sido evaluados como posibles agentes para la prevención y el tratamiento del cáncer. Sin embargo, en la práctica clínica habitual, estos enfoques son frecuentemente obviados a favor de tratamientos farmacológicos tóxicos y dañinos tanto para el tumor como para el propio organismo. En NeoVitalitas respetamos la necesidad de estas terapias agresivas como última línea de defensa, y nunca recomendaríamos a nuestros clientes negarse a aceptar los actuales tratamientos radioquímicos; la decisión final está en manos de cada paciente, tras el consejo de su equipo médico y familia. Sin embargo, basamos nuestro enfoque en apoyar, potenciar al máximo y mejorar en la medida de lo posible la eficacia radiológica o farmacológica (un proceso denominado sensibilización a la terapia convencional en la literatura científica).  Comprendemos perfectamente que, tanto para el paciente como para su familia, la noticia de una neoplasia maligna es un tema de indescriptible gravedad, pues pone en peligro inmediato su vida, y nosotros siempre lo trataremos con la seriedad correspondiente. Entendemos también la ingente cantidad de preguntas y la desesperación que puede experimentar el enfermo. ¿Se pueden aplicar los protocolos de NeoVitalitas a todos los tipos de cáncer? ¿Importa la fase en la que se encuentre? ¿Cuál será la efectividad? ¿Cómo me sentiré durante los cambios nutricionales y qué tendré que hacer? Nuestras herramientas se basan en las facultades naturales del cuerpo para la regeneración, en limitar la cantidad de sustratos energéticos al tejido tumoral y en alterar su metabolismo energético, mediante intensivos y detallados protocolos nutricionales que deberán, en todos los casos, ser supervisados por el equipo médico original del paciente, con su consentimiento y solamente si finalmente decide optar por ellos, tras comprender las bases moleculares y fisiológicas que sustentan su potencial terapéutico. La última palabra y la decisión definitiva siempre estará en manos del cliente. Nuestro mensaje es simple: si nos enfrentamos al cáncer, ¿hemos hecho todo lo posible? Tras aplicar un daño radiológico externo, o una destrucción tisular química (o ambos), ¿realmente hemos agotado todas las opciones? En NeoVitalitas creemos que nuestros clientes merecen más opciones, más alternativas, más posibilidades. En nuestra opinión, siempre será mejor intentar algo nuevo que rendirse, aceptar la fatalidad y no hacer nada. Contacta con nosotros para que estudiemos tu caso y podamos ayudarte a recuperar la esperanza, apoyarte en tu batalla y seguir luchando a tu lado.